Saltar al contenido
ejerciciosderespiracion.site

Ejercicios de Respiración Profunda

Respiración profunda ¿es posible? Sí. Tomarse un momento para relajar el cuerpo es una de las mejores actividades que puede realizar el ser humano. La respiración está ligada a nuestro organismo y puede ayudarnos a mantener la calma. A continuación, conoceremos los mejores ejercicios de respiración profunda y cómo llevarlos a cabo.

Claves de la respiración profunda

  • Una buena respiración puede afectar de forma positiva nuestro cuerpo.
  • Ejercitar la respiración puede relajar la musculatura, aliviar el nivel de estrés y reducir tensiones.
  • Se puede aprender a respirar mejor sin equipos ni herramientas especiales.
  • Existe una amplia variedad de ejercicios funcionales para la respiración profunda.
  • Cualquier persona puede aprender a realizar una rutina de ejercicios de respiración profunda, para mantener su estado emocional físico y mental en sintonía.

Los mejores ejercicios de respiración profunda

Pasos para la respiración completa

  1. Se inicia colocando la mano izquierda en el área del abdomen y la otra mano en el pecho. Al respirar naturalmente se observa el movimiento de ambas manos cuando se inhala y cuando se exhala.
  2. Ahora debe vaciarse la parte inferior del cuerpo, específicamente la zona del pulmón. Esto puede intentar hacerse 2 o 3 veces para sacar todo el aire.
  3. Para llenar la parte inferior de los pulmones, debe inspirar por la fosa nasal muy profundamente hasta llenar la cavidad baja.
  4. Al inhalar debe observar cómo la mano derecha se levanta y la mano en el abdomen baja un poco.
  5. Luego de retener el aire por algunos segundos, se procede a exhalar desde el pecho hasta la zona abdominal.
  6. La tensión va bajando y el cuerpo se ira relajando. Finalmente, practique este ejercicio varias veces hasta lograr la mejor técnica de respiración profunda.

Pasos para la respiración abdominal

  1. Puede sentarse o acostarse antes de realizar la respiración abdominal profunda, siempre y cuando sea una posición muy cómoda.
  2. Coloca una de las manos en la zona abdominal que está debajo de tus costillas.
  3. La otra mano se coloca en el pecho.
  4. Realiza una respiración natural por la nariz inhalando y exhalando, determina como tus manos se mueven continuamente a la vez que se hace la respiración.
  5. Ahora empieza a respirar profundo con la nariz, en este momento la mano del pecho no debe moverse.
  6. Llena todo tu cuerpo con la inhalación y sostén la respiración unos segundos.
  7. Ahora puedes exhalar con tus labios un poco abiertos, sacando todo el aire del pecho hasta el abdomen.
  8. Este ejercicio puede hacerse de forma repetitiva y puedes tomarte un tiempo de respiración entre cada ejercicio.

Pasos para la respiración 4-7-8

  1. Este tipo de ejercicio de respiración profunda es uno de los más sencillos de utilizar. Se empieza en una posición cómoda tumbado como también sentado.
  2. Se integra la mano sobre el abdomen para sostener el movimiento del mismo.
  3. Debes tomar aire profundamente desde la nariz y notar el movimiento del abdomen. Al inhalar lleva una cuenta de 4 segundos.
  4. Ahora contén este aire inhalado durante 7 segundos.
  5. Finalmente, expulsa por la boca todo el aire inhalado con un conteo de 8 segundos.
  6. El ejercicio puede repetirse de 3 a 7 veces para mantener una técnica de respiración profunda óptima.

Pasos para la respiración matinal

  • Este ejercicio se realiza al despertar en la mañana, para aliviar la rigidez de los músculos. La posición debe ser en pie e inclinando la cintura hacia adelante y con las rodillas flexionadas.
  • Las manos y brazos deben colgar hasta unos centímetros del piso.
  • Empieza a inhalar lentamente cerrando la boca y sólo con la nariz, contén el aire  y comienza a desplazarte hacia arriba poco a poco.
  • Finalmente exhala por la boca y vuelve a la posición original seleccionada.
  • Este ejercicio puedes realizarlo 3 o 4 veces para un mejor efecto en el cuerpo.