Saltar al contenido
ejerciciosderespiracion.site

Ejercicios de Respiración para la Ansiedad

Una de las mejores técnicas que se pueden aplicar para reducir la ansiedad son los ejercicios de respiración. Es una serie de movimientos que se realiza con el conducto respiratorio, que puede hacernos sentir mejor. Practicar regularmente estos ejercicios reduce la ansiedad, por lo que debes detallar alguno de los mejores ejercicios a efectuar.

Ejercicio 1: Respiración profunda

El primer ejercicio efectivo para reducir la ansiedad es una técnica llamada 4-7-8. Se puede realizar en diferentes posturas, pero inicialmente, se recomienda hacerlo en una silla recta y con la espalda totalmente alineada.

Se empieza sacando el aire que se halla en los pulmones. Ahora, inhalando suavemente por la nariz muy profundamente se llena toda la cavidad abdominal. Finalmente, suelta el aire por la boca.

Ésto puede repetirse 3 veces y la técnica consiste en aguantar el aire de forma progresiva en 4, 7 y 8 segundos. También se recomienda colocar la punta de la lengua detrás de los dientes frontales al comienzo del paladar para una mejor exhalación.

Ejercicio 2: Respiración abdominal

La siguiente técnica también es conocida como respiración diafragmática. Se utiliza principalmente el músculo del diafragma para controlar el flujo de aire mediante la respiración.

El ejercicio comienza colocando la mano en el pecho y otra mano en la barriga, ahora se inhala profundamente por la fosa nasal, y con la mano puesta en la barriga, te aseguras de que el diafragma bajo se esté utilizando.

En este ejercicio el pecho no debe moverse, el objetivo es cumplir con 6 a 10 repeticiones continuas. Es una de las más efectivas para controlar un alto nivel de ansiedad.

Ejercicio 3: Respiración sonora

Ahora utilizaremos el sonido de la boca para relajar nuestro nivel de estrés y ansiedad. El ejercicio comienza colocándose en cualquier posición, cierra la boca completamente e inhala el aire mediante la nariz y se hace un conteo hasta 4.

Aguanta la respiración por 7 segundos y empieza a espirar todo el aire acumulado en los pulmones por 8 segundos. Es necesario que al exhalar se realice un sonido fuerte con la boca que se pueda oír.

Ejercicio 4: Respiración energética

La ansiedad también puede combatirse con más energía. Esta técnica es muy útil para canalizar nuestro nivel de ansiedad. El ejercicio empieza realizando una inhalación larga y muy lenta para expandir completamente el diafragma.

A continuación, se exhala rápidamente para contraer el diafragma. La inhalación es lenta por la nariz y la exhalación es rápida por la boca. Puede repetirse solo 10 veces y en compañía de una persona, para evitar un margen de hiperventilación.

Ejercicio 5: Respiración alternada

Para disminuir la ansiedad muchas personas practican yoga junto con el ejercicio de respiración alternada. Este consiste en respirar por una fosa a la vez. Debes de estar colocada en una posición cómoda, colocando el pulgar derecho en tu fosa nasal derecha.

Procede a inhalar profundamente con la fosa nasal izquierda, luego tapa está fosa nasal y libera el aire con la fosa nasal derecha. Este patrón debe seguirse de 4 a 8 veces. Así mantendrás el nivel de respiración correcto y liberarás la tensión calmando la ansiedad.

¿Funcionan los ejercicios de respiración para la ansiedad?

Los ejercicios de respiración son uno de los métodos más utilizados por especialistas para calmar el estrés, tensión muscular y ansiedad. Se sabe que, practicar continuamente ejercicios de respiración puede beneficiar tu salud física y también psicológica.

Para que un ejercicio funcione correctamente es importante aprender a aplicar las técnicas de relajación. Utiliza ejercicios como los mencionados anteriormente y podrás reducir en gran manera el nivel de ansiedad acumulado en tu cuerpo, te sorprenderán los resultados que puedes obtener.