Saltar al contenido
ejerciciosderespiracion.site

Ejercicios de Respiración para el Estrés

Un nivel de estrés alto puede causar gran daño en el cuerpo y también en la mente. Pone en riesgo todo el organismo de salud incluyendo: la presión arterial, dolor de cabeza, depresión y ansiedad.Utilizar diversas técnicas de relajación relacionada a la respiración puede ayudarte a sentirte mejor, por lo que debes conocer algunas de ellas.

4 Métodos para ejercitar la respiración y reducir el estrés

Método 1: Respiración cuadrada

La primera técnica o método es una de las más sencillas que existen. Se trata de una técnica de respiración conocida también como: samavritti pranayama. Puede realizarse en la cama en un periodo de 20 minutos antes de irte a dormir y te ayudará proporcionándote una sensación de relajación.

Empiezas sentado en la cama con la espalda totalmente recta y ambas piernas cruzadas. Ahora comienzas a respirar muy profundamente en un periodo de tres minutos, esto te ayudará a relajarte.

Toma un breve descanso y empieza con la inhalación profunda por la nariz y detenlo unos segundos y exhala por la boca suavemente. Esta técnica puedes repetirla incrementando los intervalos de tiempo para un mejor efecto.

Método 2: Respiración abdominal

El método más conocido para la relajación del estrés es la respiración abdominal. Se centra principalmente en el área del diafragma y es una técnica muy utilizada para disminuir la atención y la ansiedad contenida en el cuerpo.

Se empieza acostado sobre la cama, en una posición muy cómoda. Coloca una mano sobre tu pecho y otra mano sobre tu vientre, ahora comienza a inspirar por la fosa nasal lentamente y profundo en un período de 3 segundos.

Sostén este nivel de aspiración y exhala por 4 segundos de forma lenta. Se recomienda que este ejercicio pueda realizarse como una rutina para mantener un bajo nivel de estrés y controlar la respiración diafragmática.

Método 3: Respiración coherente

Es el momento del método número tres, se trata de un nivel de respiración que necesita mucha paciencia y continua práctica. Estas se van adaptando según las capacidades físicas de la persona, pero al conseguir el control completo tu organismo se sentirá satisfecho.

Este ejercicio de respiración coherente implica respirar 5 veces en cada minuto. Sólo así se puede obtener una nivelación del ritmo cardíaco y ayudar a relajar principalmente el sistema nervioso, canalizando cualquier tensión acumulada por estrés o ansiedad.

Método 4: Respiración combinada

Finalmente tenemos el tipo de respiración combinada, comúnmente conocida como la respiración alterna. Es un proceso un poco extraño y más aún si nunca se ha practicado, debe destacarse que requiere de mucha práctica y continuidad para sentir el beneficio.

  1. El primer paso es sentarte de forma cómoda, la espalda debe estar totalmente recta. Ahora debes relajarte, en los primeros minutos enfocando tu mente y cuerpo para el ejercicio de respiración.
  2. Lleva tu pulgar derecho y colócalo sobre tu fosa nasal derecha tapándola, esto te permitirá tomar aire profundo por la fosa nasal del lado izquierdo.
  3. Inhala profundamente hasta que tus pulmones se llenen de aire.
  4. En este momento tapa tu fosa nasal del lado izquierdo con el anular derecho y exhala por el lado derecho.

Este es un ejercicio de respiración que requiere constante práctica. Y debe repetirse varias veces intercalando el movimiento, es decir, empiezas inhalando con la fosa nasal izquierda y luego empiezas inhalando con la fosa nasal derecha.

Beneficios de una buena respiración

  • Ayuda a mantener un ritmo cardíaco estable.
  • Puede oxigenar el cerebro.
  • Mejora la sensación de tranquilidad en el cuerpo.
  • Te ayuda a respirar mejor y a aplicar técnicas de respiración saludable.
  • Puedes disminuir considerablemente el nivel de estrés y ansiedad por inquietud.
  • Puedes realizarlo en tu hogar sin necesidad de equipos o herramientas.