Saltar al contenido
ejerciciosderespiracion.site

Ejercicios de Respiración para Dormir

Para la mayoría de las personas aprender a respirar no es cosa fácil. En este mundo lleno de mucho estrés y competitividad, saber respirar puede ser todo un reto. Sin embargo, puedes aprender algunos ejercicios de respiración que te permitirán descansar plácidamente, mantener la calma y conciliar mejor el sueño.

1. Ejercita la respiración continua

Empezamos con la respiración continua. Esta es una técnica desarrollada por un doctor muy conocido en la materia. Presenta la forma de relajación oxigenando el cuerpo mediante la respiración.

El ejercicio empieza separando suavemente los labios para exhalar por completo, sacando todo el aire de tus pulmones. Se presionan los labios y se inhala durante cuatro segundo por la nariz.

Se retiene la respiración 7 segundos y se exhala suavemente, en este momento la boca produce un sonido ligero y silbante. Los resultados son de gran calma en el organismo para descansar, si se repite 3 a 4 veces es más beneficioso.

2. Ejercita la respiración en partes

Tienes como opción hacer ejercicios de respiración en partes. En primer lugar empezamos realizando una inhalación profunda y extensa. Como segunda parte se exhala de igual forma con profundidad y de manera extensa.

Esto se repite 2 veces y luego se disminuye la velocidad en la exhalación para que la inhalación dure más tiempo en las próximas 2 veces.

3. Ejercita la respiración alterna

El ejercicio más alternativo con la respiración nasal es la combinada o alterna. Se utiliza generalmente en el yoga, para causar una sensación de tranquilidad y complacencia en el cuerpo.

Si aprendes a realizar correctamente este ejercicio de respiración alterna podrás conciliar mejor el sueño. Empieza sentándote con las piernas cruzadas, coloca la mano izquierda en tu rodilla y el pulgar derecho va a tu nariz.

Ahora empieza a inhalar profundamente por la fosa izquierda, finalmente coloca un dedo de tu mano izquierda en la fosa nasal derecha y esta última a su vez colocala sobre tu rodilla y ahora exhala profundamente. Este ejercicio debe durar algunos segundos y puedes repetirlo de 2 a 4 veces.

4. Ejercita la respiración rápida

Para calmar el organismo de forma placentera, también puede resultar beneficiosa la respiración rápida. Esto aumenta la presión cardíaca creando una mayor oxigenación en el cuerpo.

El ejercicio empieza cerrando los ojos y respirando profundamente, por otra parte tapa las orejas con la mano y coloca tus dedos índices encima de las cejas. Presiona suavemente cerca de la nariz y concéntrate específicamente en el área de la frente.

Con la boca cerrada puedes exhalar suavemente por la nariz y hacer un sonido de “Om” interno para recibir la calma del cuerpo. Este es un método de respiración rápida concentrada en la presión de inhalar y exhalar con la nariz.

5. Ejercita la respiración diafragmática

Como quinto ejercicio de respiración eficaz para dormir, es la diafragmática. Ayuda a las necesidades de oxígeno y fortalece enormemente el diafragma. Es ideal para realizarlo antes de dormir y calmar el nivel de estrés o ansiedad.

El primer paso es acostarse boca arriba doblando las rodillas sobre una almohada, ahora coloca la palma de la mano en el pecho y otra sobre tu estómago. Empieza realizando respiraciones lentas pero muy profundas mediante la nariz.

La mano de tu pecho no debe moverse y la del estómago debe subir y bajar. Ahora respiramos profundamente con los labios fruncidos y empezamos a exhalar. Es un ejercicio de relajación muy sencillo que ayuda al diafragma y calma el nivel de inquietud en el cuerpo.

¿Cuál es la mejor forma de hacer ejercicios para dormir?

  • Puedes empezar en tu habitación, este es el mejor lugar para hacer ejercicios de respiración antes de dormir.
  • Utiliza una ropa cómoda para no sentir ninguna presión en el cuerpo.
  • Conoce correctamente las técnicas de respiración más eficaces y aplícalas paso a paso.
  • Puedes hacer ejercicios de respiración constantemente para que tu cuerpo se adapte a ello y sientas una sensación de tranquilidad que te ayudará a conciliar el sueño.