Saltar al contenido
ejerciciosderespiracion.site

Ejercicios de respiración para cantar

A la hora de cantar siempre se utiliza un tipo de respiración en específico, y nos referimos a la del diafragma. Para llevar a cabo correctamente una canción, es importante aprender las tres fases de respiración que se utiliza en el canto como lo es: la inhalación, el bloqueo y la exhalación. A continuación conocerás algunos ejercicios de respiración para cantar que te ayudarán.

Ejercicio 1: Control de la respiración

El primero se basa en el control de la respiración. Generalmente, la respiración abdominal es la que más se utiliza en el canto. Para controlarla es importante realizar el siguiente ejercicio.

  1. Empezamos con una posición de descanso en el suelo con una almohada o un libro bajo la cabeza. Ahora, coloca las manos en el vientre y determina tu respiración natural y como el vientre se mueve.
  2. Cuando el pecho está lleno de aire puede resultar difícil la respiración del vientre, por eso debes colocar tu mano sobre las costillas y empezar a inhalar muy profundamente.
  3. Cuando notes que las costillas empiezan a moverse, detén la inhalación y sigue respirando de forma natural. Es importante no hiper-oxigenarse para evitar mareos. Aun así, esta es la forma correcta de respirar con el abdomen controlando a totalidad la forma de respiración.

Ejercicio 2: Relajar la emoción

Otro ejercicio muy útil es relajar la emoción. Comúnmente antes de cantar puedes sentirte un poco nervioso o estresado, así que las emociones pueden afectar directamente nuestro nivel de respiración.

Para controlar las emociones puedes seguir un ejercicio de relajación, que te dejará listo para empezar a cantar. Empiezas inhalando por la fosa nasal muy lenta y profunda, ahora suelta el aire inmediatamente vaciando todos tus pulmones.

Permanece así unos segundos y, cuando el cuerpo necesite aire, inspira nuevamente. Puedes repetirlo dos veces más para calmar tus emociones por completo.

Ejercicio 3: Respiración corta

Ahora puedes realizar un ejercicio de respiración corta, se trata de una inhalación repentina por la cavidad bucal y se utiliza la zona abdominal. Este ejercicio es como si te dieran un susto, ya que la respiración es corta y rápida.

Cuando se cantan melodías largas, el movimiento es fundamental ya que se contará con pausas de respiración muy breves. Haber realizado con anterioridad un ejercicio de respiración para cantar te ayudará a controlar la respiración corta.

Ejercicio 4: Respiración prolongada

Como cuarto ejercicio eficaz, tenemos la espiración con suavidad prolongada, es como si estuvieras a punto de inflar un globo. Empieza inhalando muy profundamente hasta donde te sea posible y luego suelta en exhalación media, es decir, ni tan lenta ni tan rápida.

Ejercicio 5: Respiración continua

El quinto ejercicio es ejercitar la respiración continua, en muchas canciones se debe mantener una respiración prolongada que nos permitirá exhalar de forma suave y consumiendo la menor cantidad de aire.

Para esto se empieza a hacer un ejercicio sonoro diciendo en voz fuerte la letra “ESE” y se mantiene el sonido hasta donde la respiración lo permita. Se toma aire nuevamente y se continúa, puede repetirse dos o tres veces hasta controlar la respiración.

Ejercicio 6: Respiración con poco aire

Finalmente tenemos el último ejercicio de respiración de poco aire. Es como si estuvieras soplando una vela. Este ejercicio ayuda a la gestión de cantar sin aire o con la mínima cantidad de aire.

Empieza utilizando tu voz para cantar con una vela encendida justo enfrente de ti, empieza a reducir la cantidad del aire que utilizas para no apagar la vela. Hacer esto continuamente te ayudará a mantener el control del aire y a utilizar la menor cantidad para cantar con más fuerza.

Consejos antes de hacer los ejercicios de respiración para cantar

  • Infórmate correctamente sobre cada uno de los ejercicios y las técnicas que deben aplicarse en cada uno de ellos.
  • La respiración es uno de los factores fundamentales para el canto, así que es importante practicar continuamente ejercicios de respiración.
  • La sensación corporal puede variar de una persona a otra, pero es necesario realizar ejercicios con la respiración antes de cantar.