Saltar al contenido
ejerciciosderespiracion.site

Ejercicios de Respiración para Asmáticos

Una de las afecciones más comunes alrededor del mundo es el asma. Esto afecta a personas adultas, jóvenes y niños. Muchos médicos han recomendado tratar a algunos de sus pacientes con ejercicios de respiración para asmáticos.

Ahora quizás te preguntes ¿Cuáles son los ejercicios respiratorios para el asma? Te presentamos algunas de las mejores técnicas y ejercicios utilizados en la actualidad.

Técnicas de respiración para el asma

  • Aplicar ejercicios de respiración es una de las primeras técnicas que beneficia enormemente a las personas que sufren de asma.
  • La respiración no se realiza de forma normalizada en los asmáticos, así que se debe aplicar la técnica para reeducar la forma de respirar.
  • La respiración profunda por la nariz es la mejor forma para evitar la hiperventilación.
  • Aplicar la exhalación por la boca controla la hiperventilación acaecida cuando existe la exacerbación de un paciente que sufre asma.
  • En cada ejercicio aplicado para los asmáticos, es importante utilizar toda la musculatura adjunta al diafragma.
  • Los bloqueos respiratorios deben ser trabajados continuamente para mejorar el flujo de aire.
  • Realizar correctamente un ejercicio de respiración permitirá mejores resultados al presentarse una situación aguda.
  • Otra buena técnica de respiración para asmáticos, es la continuidad. Resulta importante evitar la sensación de disnea al realizar una respiración lenta y calmada.
  • Frecuentar ejercicios de respiración disminuye la sensación de asfixia en un paciente.
  • Estos ejercicios deben complementarse con los tratamientos farmacológicos prescritos por el médico tratante.
  • En caso de no saber realizar ejercicios de respiración, es una buena técnica visitar un fisioterapeuta respiratorio.
  • Como buena técnica, es importante realizar un tipo de ejercicios respiratorios por lo menos 10 a 20 minutos al día.
  • También incorpora ejercicios respiratorios matinales o semanales, pero que no sean ocasionales, para generar mejores resultados.

4 Ejercicios claves de respiración para asmáticos

  1. Buteyko: El primer ejercicio consiste en controlar la respiración por la nariz. Para esto se empieza usando la respiración ventilatoria y se incrementa al repetirse. Esto normalizará el patrón respiratorio y reducirá la sensación de disnea en el paciente.
  2. Reeducación diafragmática: El ejercicio se realiza combinando la respiración nasal con la bucal, pero alargando la primera. Esta pausa permite la ventilación diafragmática para mantener la respiración correcta.
  3. Pranayama: Es el tipo de respiración habitual que se utiliza en cualquier sesión de yoga. Es una respiración profunda utilizando el diafragma con una respiración de frecuencia lenta mediante la nariz.
  4. Papworth: Este último ejercicio tiene una combinación del patrón respiratorio del diafragma y la relajación. Es importante en pacientes asmáticos y sobre todo en niños, controlar la hiperventilación. Esta respiración lenta por la nariz y exhalación por la boca disminuye los broncoespasmos y reduce la hipocapnia.

¿Funcionan los ejercicios de respiración para asmáticos?

Al conocer las técnicas y ejercicios anteriores, es normal que te preguntes si realmente funciona para los pacientes asmáticos. Esto es una inquietud común, pero queremos mencionarte los buenos efectos que han tenido los ejercicios de respiración en otros con esta deficiencia.

Según varios estudios se ha podido analizar las técnicas respiratorias más eficientes y el excelente impacto que se ha producido en los pacientes con asma. Aunque no se ha solucionado por completo su deficiencia, si se ha tenido una mejora en la respiración.

Luego de sufrir una crisis respiratoria, algunos pacientes han empezado terapia respiratoria con las técnicas ya mencionadas, y han obtenido una disminución de su deficiencia corporal.

A esto se le debe agregar el buen funcionamiento de otros órganos como el pulmón, el pecho, el cuello y espalda que deben estar en funcionamiento y cooperar para la buena realización de los ejercicios respiratorios.