Saltar al contenido
ejerciciosderespiracion.site

Ejercicios de Respiración en Natación

En el mundo de la natación es imprescindible realizar ejercicios de respiración. Esto se debe, a que el mecanismo básico de la respiración está muy ligado a la natación. Si no sabes respirar, no podrás nadar correctamente. Para aprender a respirar en natación es importante conocer los mejores ejercicios y técnicas de respiración.

Técnica de respiración 1: Desplazo

Puedes empezar con un ejercicio de desplazó sobre el agua con dificultad baja, este tipo de ejercicio fortalece el movimiento que realizan tus brazos con la respiración. Puedes utilizar una pelota pequeña para desplazarla unos centímetros con el soplido de la boca.

Empieza respirando con la cara bajo el agua y al acercarte a la pelota sopla fuertemente. Es importante tomar aire con la boca abierta, una vez esté la pelota sobre el agua podrás empezar a moverla con la respiración fuerte que hagas.

Si estás en casa, puedes realizar un ejercicio de desplazamiento con una pelota pequeña y esforzarte por soplarla lo más fuerte que puedas en lapsos de dos segundos. Esta pelota debe estar en una bañera o un balde de agua para poder desplazarse.

Técnica de respiración 2: Soplo de agua

Otro ejercicio importante es respirar por la boca. Se trata de aprender a introducir la cara bajo el agua y soplar bajo el agua. Para esto toma aire con la boca abierta en la superficie, toma aire fuera del agua y sumérgete en ella.

Este ejercicio debe realizarse lentamente para evitar deficiencia. Toma aire y hazlo con tranquilidad para que evites hiperventilarte. Puedes hacerlo varias veces hasta tomar el ritmo.

Técnica de respiración 3: Soplo de nariz

El soplo de nariz es una de las respiraciones más difíciles para los principiantes en natación. En este caso debes tomar aire por la boca y soplar por la nariz fuera del agua. El ejercicio puedes hacerlo en compañía para disminuir el riesgo.

Empieza realizando el ejercicio en pocos lapsos de tiempo y luego hazlos más largos, hasta que puedas tomar aire por la boca y botarlo por la nariz fuera del agua en movimiento. Al realizarlo puedes tragar algo de agua, no te asustes sencillamente relájate y sigue intentando.

Técnica de respiración 4: Bajo el agua

Con una dificultad baja la técnica número cuarta para ejercicio de respiración en natación es mantener el aire bajo el agua. Aquí no debes utilizar la boca para inhalar o exhalar, sencillamente práctica abrir y cerrar la boca para meter y sacar aire.

Puedes introducir tu cara bajo el agua con la boca abierta sin tragar una gota de agua, este es el bloqueo de la respiración bajo el agua. Es un truco muy bueno para los que empiezan a practicar natación.

Técnica de respiración 5: Respiración horizontal

Finalmente tenemos la última técnica de respiración en natación, se trata de la realización de un ejercicio de forma horizontal. Este puedes realizarlo en aguas poco profundas en la que sumergirás la cara de manera horizontal y soplarás las burbujas en tu boca y nariz.

Y luego de la posición horizontal puedes colocarte boca abajo y seguir soplando burbujas con la nariz y boca. El ejercicio te ayudará a nadar con fuerza y mantenerte un poco más bajo el agua y tener mayor desplace al nadar.

¿Funcionan los ejercicios de respiración en natación?

Cualquier tipo de actividad física requiere de un buen funcionamiento del aparato respiratorio. Si se trata de la natación, resulta muy importante aprender a respirar correctamente.

Para esto son muy efectivos los ejercicios de respiración, realmente funcionan para que el cuerpo tenga el oxígeno necesario y funcione eficazmente al nadar. El oxígeno forma parte de la energía del cuerpo, al trabajarlo mediante ejercicios de respiración en natación se puede mejorar la función de los pulmones y todo el aparato respiratorio.